Sobre Social Selling y redes sociales

Sobre social selling y redes sociales

El social selling entiende y enfoca su estrategia en el desarrollo de relaciones sociales como parte del proceso de venta. Se utiliza más que todo para incentivar la venta a través de la difusión del mensaje uno a uno, construyendo relaciones de confianza con los actores clave en la toma de decisión que permitan agilizar el proceso de venta.

No se trata de hacer una venta online y ahorrarse la llamada; se trata de construir relaciones solidas que te permitan ser reconocido como un vendedor de confianza, expandas la forma en la que te contactas con cada empresa y asegures tus relaciones corporativas más allá de un contacto único. Por lo tanto, no se trata de inundar el time line de tu red social con información de los productos y/o servicios que de deseas vender o de la empresa para la que trabajas.

Las técnicas de social selling implementadas por empresas B2C o B2B se apoyan en el uso de las redes sociales, estas, ayudan a potenciar la estrategia de venta y comercialización, ayudando también a disminuir todo lo que pueda relacionarse con los contactos fríos o venta fría, cuya efectividad está cada vez más en deterioro. Actualmente la mayoría de los profesionales (comerciales) se orientan hacia la construcción de marca personal, enfocándose en su público objetivo, marca que les permite ser reconocidos como referentes o voces expertas del sector al que pertenezcan. La creación de esta marca personal les permite volverse relevantes, atraer a su cliente potencial. Crean un contexto en el que son reconocidos, que les permite relacionarse y hacer negocios.

Los especialistas en ventas corporativas enfocan sus esfuerzos para pulir sus perfiles en redes como LinkedIn ganando buena reputación, lo que les permite llegar a clientes potenciales, proveedores potenciales, analizar patrones de comportamiento, conocer nuevos productos ahorrando de este modo tiempo y, por ende, dinero.

Los vendedores y los compradores corporativos ahora utilizan redes sociales profesionales para tomar decisiones especializadas en cuanto su estrategia de ventas y compras. Redes como LinkedIn permiten segmentar contactos por sector, cargo profesional, país, etc. → reducir la muestra y afinar la estrategia.

Las redes sociales son entonces una gran herramienta para llegar a los tomadores de decisiones, llegar a esos contactos deseados. Es más que obvio que la probabilidad de cerrar una venta corporativa aumenta significativamente cuando los contactos y presentaciones de productos se hacen a través de un contacto compartido en redes sociales, ahí reside su efectividad.

Los contactos fríos ya no son efectivos, el 75 % de los tomadores de decisiones utilizan redes sociales como LinkedIn para tomar decisiones de compra corporativa. El poder de las redes sociales es indudable, y las ventas corporativas no son ajenas a esta influencia; el 70% de los usuarios de redes sociales leen opiniones antes de comprar por Internet, y el 85% reconoce que esas opiniones son decisivas en el proceso de compra de una marca Fuente http://www.itreseller.es.

Las redes sociales se convierten en la forma más eficaz para recabar información sobre tu público objetivo, sobre tus posibles proveedores y por supuesto, para llegar a una toma de decisión efectiva.

Otras redes sociales en las que es posible hacer social selling además de LinkedIn son Viadeo, Xing y Womenalia.

¡Espero es post te haya sido útil, y si deseas comentar, hazlo sin dudar!

 

Deja un comentario